Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la construcción de vehículos más seguros es la mejora del campo de visión de los conductores, que deberían ser capaces de ver sin espejos ni cámaras, reduciéndose así el ángulo ciego.

Esto debería llevar a evitar numerosas muertes en la carretera, especialmente entre ciclistas y peatones, que los conductores de camión no logran llegar a ver. Sin embargo, el proceso está siendo lento, ya que aunque la Comisión Europea había prometido introducir estándares respecto al ángulo de visión necesario, no comenzarán a aplicarse hasta 2028.

Según el tipo de vehículo

En este contexto, recientemente ha trascendido que en Bruselas se están planteando establecer una diferenciación dependiendo del tipo de vehículo cuando revisen la normativa de seguridad de cara a 2018.

Esto significa que en un plazo de tiempo corto podrían fijarse diferentes requisitos para las furgonetas que realizan entregas urbanas, los camiones utilizados en el sector de la construcción o los vehículos para el transporte de larga distancia, lo que permitiría a los fabricantes adaptar cada modelo más rápidamente.

El plan actual para limitar los estándares a los camiones “no es el adecuado“, según señalan desde Transport & Environment, haciendo hincapié en que 2028 es “una fecha demasiado lejana”.

En este sentido, consideran que la posible clasificación según el tipo de vehículo permitirá resolver “mejor y más rápidamente” el problema, reduciendo por tanto el número de muertes en las carreteras.

www.cadenadesuministro.es