Al sobrecoste del camión, hay que sumar el de los sistemas de control de emisiones, más el IVA y los intereses de demora, para alcanzar el importe total de la compensación.

Ante la inminente publicación de la resolución sancionadora de la Comisión Europea a DAF, Daimler, Iveco, Man y Renault-Volvo por acordar el precio de sus vehículos y retrasar la introducción de tecnología para reducir las emisiones, es importante para los afectados cuantificar el importe de su compensación económica.

Por ello, su defensa procesal ha de sustentarse en un informe pericial, específico por fabricante, que acredite los sobrecostes derivados de la fijación de precios en fábrica, así como el coste de la implantación de los sistemas de control de emisiones, que puede suponer hasta 10.000 euros por vehículo.

El sobreprecio en este tipo de pactos suele fluctuar entre un 15% y un 20%. Sin embargo, a efectos procesales no es suficiente limitarse a estimaciones, sino que deben aplicarse criterios técnicos para calcularlo, como indica la firma de servicios jurídicos de Hispajuris.

Esto supone constrastar las facturas de compra de los vehículos con facturas de un periodo anterior o posterior al de vigencia del cártel, y también con facturas de compras realizadas en el mismo periodo pero en puntos geográficos que no estén afectados por el cártel.

Por otro lado, es preciso establecer mediante fórmulas econométricas el precio del camión en una situación contrafactual, es decir, en ausencia del acuerdo.

Sobrecoste por la implantación de tecnología

En cuanto al cálculo derivado de la implantación de tecnologías para cumplir con las exigencias medioambientales, se deben analizar las tecnologías que utilizan los fabricantes y en qué año comenzaron a aplicarse, calculando cada una de estas mejoras en función de los materiales y las características del motor.

Por tanto, a la hora de calcular el importe final de la compensación económica exigible, al sobrecoste del camión, habrá que sumar el de los sistemas de control de emisiones, más el IVA y los intereses de demora, para alcanzar el total de la indemnización.

 

www.cadenadesuministro.es