El transporte es un rehén fácil para todos aquellos colectivos que quieran llamar la atención sobre sus variopintas reclamaciones, indpendientemente de lo que pidan, y que procedan, como también suele ser habitual, a cortar carreteras, vías de comunicación, polígonos industriales y plataformas logísticas.

Sabedores de esta situación y tras condenar con rotundidad este pasado miércoles “los bloqueos y cortes indiscriminados de las principales carreteras y nodos logísticos que estamos sufriendo en Cataluña”. El Pleno del Departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera ha insistido en que estas prácticas “atentan gravemente contra nuestro derecho constitucional a trabajar y desplazarnos con libertad”.

Igualmente, el Comité también se ha mostrado especialmente inquieto en el caso de que los disturbios se prolonguen durante los próximos días, con especial atención al viernes 18 de octubre, cuando coincidirán la huelga general que han convocado los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y la IAC con la llegada a Barcelona de las llamadas marchas por la libertad organizadas por diversas instituciones separatistas.

Ante esta situación, el Comité se ha dirigido por carta al Presidente del Gobierno, así como a los ministerios de Fomento de Interior para solicitarles “que se adopten las medidas que sean precisas para garantizar el orden público y la libre circulación de personas y mercancías, ofreciendo suficientes medidas de seguridad para los trabajadores del sector y sus vehículos”.

 

www.cadenadesuministro.es