Tal y como anunciaba Cadena de Suministro a comienzos de la semana, el seguimiento que ha hecho Fomento de las peticiones del Comité Nacional del Transporte ha servido para desactivar la amenaza, un tanto descafeinada, de paros lanzada a finales de 2018, aunque con la advertencia, también un tanto etérea, “de que la agilidad de las negociaciones debe mejorar ostensiblemente en atención al malestar generalizado en el sector que puede desembocar en cualquier momento en movilizaciones, sin descartar un paro patronal”.

En este esquema, el órgano consultivo ha decidido, según explica en un comunicado, “apostar por seguir la negociación en base al compromiso, adquirido por el Ministerio de Fomento, de trabajar en la mejora de las condiciones generales del sector del transporte de mercancías por carretera”, pese a que algunas voces, como la de los transportistas castellanoleoneses, por ejemplo, se lamenta de la “ocasión perdida para un sector tan maltratado por las administraciones que han puesto demasiadas trabas en el desarrollo del transporte de mercancías por carretera”.

Se recomienda igualmente continuar en la labor de “implementar lo antes posible las medidas planteadas el pasado 23 de noviembre que implican junto a Fomento la participación de los Ministerios de Hacienda, Justicia, Industria, Interior, Trabajo y Seguridad Social y Transición Ecológica”.

Compromisos de Fomento

El Comité valora especialmente que Fomento se haya comprometido a no adoptar decisión alguna sobre el pago por el uso de infraestructuras durante esta legislatura, a continuar con el levantamiento de los peajes a medida que se venzan las concesiones de las autopistas y a mantener la devolución de todo el gasóleo profesional con independencia de las subidas impositivas previstas.

Además, según los transportistas, el Departamento que dirige José Luis Ábalos también ha prometido promover ante el Ministerio de Justicia la desaparición de la posibilidad del “pacto en contrario” en la Ley de Contrato de Transporte, en materias como los plazos de pago, cláusula de revisión del precio del combustible y en las operaciones de carga y descarga, conscientes de la situación de desequilibrio negociador entre la empresa transportista y sus clientes.

Así mismo, por lo que respecta a los desvíos de camiones a vías de peaje, Fomento defenderá ante la DGT que la salida y entrada de los vehículos pesados a las autopistas se pueda hacer por el trayecto más corto en el sentido de la marcha.

Al mismo tiempo, también está previsto que se constituya un grupo de trabajo con la Dirección General de Carreteras que se encargue de elaborar un plan de áreas de descanso seguras.

www.cadenadesuministro.es