Se veía venir y finalmente se ha confirmado. Industria se muestra inflexible y no ha dado su brazo a torcer.

Como consecuencia, 102.000 transportistas autónomos y empresas de transporte de mercancías por carretera quedan excluidos finalmente de las ayudas del Plan Renove, impidiendo de este modo que miles de operaciones de compra de camiones y furgones que se han formalizado en los últimos meses puedan acogerse a estas subvenciones.

Así lo ha transmitido personalmente a las asociaciones de transportistas el Secretario General de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, en una carta remitida a primeros de noviembre, según confirma Fenadismer.

En su escrito, el cargo de Industria recuerda que el programa de ayudas “está sometido a los requisitos y límites del Reglamento europeo 1407/2013 de mínimis” y señala que “las empresas de su sector de transporte por cuenta ajena de mercancías por carretera, dicho reglamento excluye de sus ayudas la adquisición de vehículos con dicho fin”.

De igual modo, el escrito indica que esta situación se produce «no por nuestra voluntad, sino en cumplimiento de la regulación comunitaria al respecto”, circunstancia que contrasta con la postura contraria que han adoptado otros países europeos, como Italia, así como con otras subvenciones a las que ha accedido el transporte con anterioridad, estando en vigor la misma regulación europea de las ayudas de mínimis, o las ayudas directas de 2014 correspondientes al Plan PIMA Transporte.

 

www.cadenadesuministro.es