Los datos del último Observatorio del Transporte y la Logística dados a conocer este pasado miércoles por el ministerio de Fomento indican, con registros de 2017, que el transporte de mercancías ha tenido un buen comportamiento en dicho año.

En concreto, el transporte interior de mercancías ha registrado un ascenso de un 10%, hasta sumar un total de 1.410 millones de toneladas, mientras que el internacional se ha incrementado un 7%, hasta las 554.000 toneladas.

Por modos, dentro del transporte interior, las toneladas movidas por carretera se han incrementado un 10%, las transportadas por vía aérea se han elevado un 6%, el transporte marítimo se ha incrementado un 5% y el ferroviario también ha subido otro 3%.

En el transporte exterior, el ferroviario ha crecido un 31%, el aéreo ha ascendido un 17%, el marítimo se ha impulsado un 8% y la carretera también se ha incrementado un 4%.

Una cierta ralentización en 2018

Sin embargo, y pese al fuerte empuje, los datos reflejan que el transporte de mercancías en España aún no ha alcanzado los volúmenes existentes antes de la crisis de 2007-2008, salvo en los casos del transporte marítimo y del transporte internacional por carretera que sí parecen haber superado las cotas alcanzadas hace más de una década.

Además, el avance de datos correspondiente al pasado 2018 también da cuenta de una cierta ralentización en el crecimiento de los volúmenes de mercancías transportadas que se reflejaría especialmente en los dos modos hegemónicos, la carretera, que acumula el 94,7% del transporte nacional y el 19,13% del internacional, y el marítimo, que supone un 79,9% del transporte internacional y un 3,6% del nacional.

www.cadenadesuministro.es