Francia estrecha el cerco sobre la prohibición de que los conductores hagan su descanso en cualquier cabina, mientras España ya trabaja para adaptar a la LOTT los cambios del Paquete de Movilidad.

Además de las últimas normas del Paquete de Movilidad, los países de la Unión Europea, especialmente los del centro del continente, buscar estrechar el control sobre la realización de los descansos en los vehículos, en línea con lo estipulado por el Tribunal de Justicia de la UE.

En este sentido, desde el pasado 3 de septiembre está en vigor un decreto del Gobierno francés que sanciona todo el descanso diario o semanal que se realice dentro de los vehículos de menos de 3,5 toneladas, con la clara intención de no dejar ningún resquicio para que puedan hacerse estos descansos en ningún caso dentro de ninguna cabina.

La norma, aplicable en todo el territorio galo determina que esta práctica constituye una infracción de la que es responsable la empresa empleadora del conductor que haya realizado el descanso dentro del vehículo.

Las infracciones de este tipo se sancionan con multas de 1.500 euros que, en función de la reincidencia, pueden llegar a 3.000 euros.

En todo caso, la empresa empleadora deberá asegurarse de que el conductor pueda acreditar que ha llevado a cabo su descanso correspondiente fuera del vehículo en unas condiciones de seguridad, confort e higiene respetuosas con la salud.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Transportes ya trabaja en la tramitación de la modificación de la LOTT para introducir en la legislación española los nuevos tipos infractores derivados de los incumplimientos a la nueva regulación sobre tiempos de conducción y descanso contenidos en el Paquete de Movilidad.

 

www.cadenadesuministro.es