Ante el aumento de los contagios de Covid-19 en nuestro país y la pandemia entrando de lleno en la tercera ola, las comunidades autónomas están tomando nuevas medidas entre las que se incluye, en muchas ocasiones, el limite de apertura o el cierre total de los establecimientos de la hostelería y la restauración, lo que afecta al transporte por carretera.

Solo una pocas han establecido excepciones para los establecimientos ubicados en las áreas de servicio, mientras que la gran mayoría continúan sin tener en cuenta a los profesionales del transporte. Desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), se ven obligados a recordar de forma constante a los distintos gobiernos autonómicos que «es vital el mantenimiento de estos servicios para el sector del transporte de mercancías por carretera».

«Es lamentable que cada vez que se toman nuevas medidas tengamos que llamar la atención a las Administraciones para que tomen cartas en el asunto y no dejen, tanto a los profesionales del transporte de mercancías por carretera, como a personal de Emergencias y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, sin lugares en los que poder tomar un café, comer caliente o acudir al aseo» lamentan desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM)

Los representantes de los transportistas «reclamamos que se establezca una postura común para que, a la hora de establecer restricciones, los establecimientos ubicados en áreas de servicio, carreteras y polígonos industriales estén exentos y puedan atender a un sector, el transporte de mercancías por carretera, que ha demostrado con creces que es vital para garantizar el abastecimiento de la población y el funcionamiento de la economía de nuestro país».

 

www.transporteprofesional.es