La Confederación Española de Transporte de Mercancías manifiesta su rechazo a la posibilidad de que el Gobierno establezca un peaje en las autovías españolas.
Desde la CETM consideramos que el modelo que estudia implantar el Ejecutivo perjudica de manera trascendental la actividad de los transportistas de mercancías por carretera. En este sentido, destacamos que España es el segundo país en exportación de mercancías por carretera y el Ministerio de Fomento debería examinar el perjuicio que supondría no solo para el sector del transporte, sino que también afectaría a la competitividad de los productos españoles y, en consecuencia, a la economía española.
Ante el debate que genera esta cuestión, se nos hace imprescindible recordar que el transporte de mercancías por carretera contribuye con 21.000 millones de euros anuales a las arcas del Estado y es una injusticia considerable castigar al transporte con más fiscalidad. En nuestra opinión, el mantenimiento y la conservación de las carreteras estatales debe financiarse a través de los presupuestos generales del Estado.
Por otra parte, el Ministerio de Fomento debe considerar que una medida como la que plantea podría suponer un incremento de la circulación en las carreteras secundarias y esto acentuaría la siniestralidad.