La Comisión Europea ha anunciado la imposición de una multa de más de 800 millones de euros a Scania por su participación en un cártel de fabricantes de vehículos industriales.

Las autoridades europeas estiman que el fabricante ha sido “un miembro activo” del cártel de vehículos industriales creado en 1997 para, según la Comisión, “incrementar de manera coordinada los precios de los vehículos industriales medios y pesados”.

Según las investigaciones de la Comisión, el precio final de los vehículos se basaba en ajustes que se hacían a nivel nacional, a partir de un listado de precios brutos.

Además esta práctica también servía, según el Ejecutivo europeo, para “coordinar tanto el precio de las nuevas tecnologías necesarias para cumplir los requisitos de emisiones, como el momento de introducir estas tecnologías en el mercado“.

Las autoridades europeas destacan que “Scania decidió no cooperar con la Comisión durante la investigación y, por lo tanto, no se beneficiará de ninguna minoración de la multa“.

MAN fue el primer fabricante que reveló la existencia de esta práctica y por ese motivo se le condonó la multa. Volvo, Renault, Daimler e Iveco también colaboraron posteriormente con las autoridades europeas y obtuvieron reducciones de las multas que les impuso la Comisión.

Aun así, el Ejecutivo europeo ha impuesto una multa total a todos los miembros de este cártel que supera los 3.800 millones de euros, la mayor para una práctica de este tipo hasta este momento.

www.cadenadesuministro.es