“Contra lo que a veces suena en la calle, la empresa española de transporte es muy poco infractora“. Así lo ha señalado el subdirector general de Ordenación y Normativa del Ministerio de Fomento, Emilio Sidera, en una Jornada organizada recientemente por la CETM.

Según Sidera, teniendo en cuenta las 100.000 empresas que hay en el mercado, el número de infracciones que se imponen, tanto a nivel estatal como autonómico, “es relativamente pequeño en términos proporcionales, sobre todo si se descartan las cometidas por piratas puros y duros”.

De hecho, si la normativa que plantea el ROTT hubiera estado vigente en 2016, con las premisas que el Reglamento establece para la pérdida de la honorabilidad de la empresa de transporte, sólo cinco de cada mil empresas habrían salido del mercado este año, el 0,5% del total, por incumplir una de las faltas muy graves que conllevan la pérdida de la honorabilidad de forma directa.

Los datos apuntados por Sidera parten del análisis que han hecho en el Ministerio de Fomento tras examinar todos los expedientes sancionadores impuestos por la Administración en el último año.

Empresas reincidentes

Sin embargo, hay un “reducido” número de empresas que “habitualmente” cometen infracciones y basan su permanencia en el mercado y su capacidad para competir en infringir “frecuentemente” la normativa vigente, ha explicado el subdirector.

Analizadas las empresas que si perderían la honorabilidad, alrededor de 20 habían cometido 150 infracciones muy graves en los 365 días de 2016.

Por todo ello, Sidera asegura que “la probabilidad de perder la honorabilidad es pequeña y los que la perderían serían las que claramente cometen infracciones muy graves y con mucha frecuencia”.

www.cadenadesuministro.es