Los ataques de los agricultores franceses a los transportistas españoles vuelven a repetirse. Meses después de que España presentase una queja ante las autoridades del país vecino por los ataques a camiones en su territorio, un camión cisterna español que transportaba vino ha sido detenido y vaciado por un grupo de viticultores, en las proximidades de la localidad francesa de Leucate.

Así lo ha denunciado la Oficina de Información Diplomática, que ha explicado que, a pesar de la colaboración entre ambos países para evitar que los viticultores que se manifestaban en el peaje francés de Le Boulou atentaran contra los transportistas españoles, las autoridades francesas no han podido evitar que, una vez disuelta la protesta, se atacase a uno de los vehículos.

España ha trasladado oficialmente su protesta ante la administración gala, instándola a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la libre circulación de personas y mercancías en su territorio con total seguridad, manteniendo la cooperación policial y aduanera establecida.

www.cadenadesuministro.es