Tras una primer goteo de resoluciones judiciales que han ido cayendo de un lado y de otro en las reclamaciones de transportistas de diferentes zonas geográficas del país, en Galicia se ha producido la primera sentencia firme en relación con el cártel de fabricantes de camiones.

Así pues, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra ha condenado recientemente a Iveco a indemnizar por daños a la empresa pontevedresa de transportes Kartin, con domicilio social en la localidad de Meis, con 20.000 euros, cantidad que supone un 9% del precio pagado por el transportista, a los que hay que añadir otros 19.240 euros en concepto de intereses. En este caso concreto, el auto judicial es firme toda vez que no se ha presentado recurso.

No ocurre lo mismo con respecto a MAN Truck & Bus, fabricante que ha recurrido una sentencia condenatoria dictada por el mismo órgano judicial pontevedrés que le obliga a indemnizar a Transportes Grumavi, empresa radicada en el municipio de Lalín, también con un 9% del precio pagado por la mercantil más los intereses generados, tras haber solicitado sin éxito en su momento procesal la nulidad del emplazamiento e interponer una declinatoria por falta de competencia judicial.

 

www.cadenadesuministro.es