El pasado jueves, la Comisión Europea decidió tomar acciones legales contra Francia y Alemania debido a las consecuencias de la aplicación de sus respectivas leyes de salario mínimo para el sector del transporte por carretera.

Aunque apoya plenamente el principio de un salario mínimo, la Comisión considera que la aplicación sistemática de la legislación sobre el salario mínimo por Francia y Alemania para todas las operaciones de transporte que tocan sus respectivos territorios restringe de forma desproporcionada la libre prestación de servicios y la libre circulación de mercancías.

La Comisión ha decidido enviar una carta de emplazamiento a Francia como primer paso en el procedimiento de infracción. Además, la Comisión ha decidido enviar una carta de emplazamiento complementaria a las autoridades alemanas, con la que ya tiene abierto el proceso con anterioridad.

Las autoridades alemanas y francesas ahora tienen dos meses para responder a los argumentos presentados por la Comisión.

No obstante,  la entrada en vigor de la aplicación y control del salario mínimo en Francia tiene como fecha prevista el próximo 1 de julio. Debido a que esta semana está previsto que se celebre una reunión Embajada francesa donde las autoridades francesas tienen previsto explicar al sector el funcionamiento y los requisitos previstos para el cumplimiento de la entrada en vigor de salario mínimo en Francia. A medida que se vaya clarificando de forma oficial la situación iremos informando.