El cambio de denominación del anterior Ministerio de Fomento para pasar a ser el nuevo Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya empieza a notarse en una modificación de los objetivos y el perfil del departamento.

En este sentido, el Ministerio de Transportes se ha fijado como objetivo tener cuanto antes una Estrategia de Movilidad Segura y Conectada, un ambicioso programa que servirá para fijar en concreto las principales líneas de actuación del departamento que dirige José Luis Ábalos, en los diferentes campos de actuación que caen bajo su ámbito, con la vista puesta en dos de los principales retos que afronta el transporte en esta década, como son la digitalización y la descarbonización.

Esta nueva Estrategia implicará, como ha indicado la secretaria general de Transportes, María José Rallo, este pasado jueves en Madrid con motivo de la presentación de los resultados del Observatorio para la Logística y el Transporte, la aprobación en el menor plazo posible de una Ley de Movilidad, con implicaciones no solo para el movimiento de pasajeros, sino también de mercancías, tal y como también han anticipado las medidas que el Gobierno quiere tomar al respecto una vez declarada la emergencia climática.

La futura Ley de Movilidad concibe la movilidad como un derecho, así como como elemento de primer orden para la cohesión social y el crecimiento económico.

Con el fin de garantizar el máximo consenso, Transportes tiene previsto elaborar un documento para el debate sobre el que trabajar, que se pondrá a disposición pública en próximas fechas, con el fin de contar con todos los agentes implicados.

 

www.cadenadesuministro.es