El régimen de cotización por AT y EP (accidente de trabajo y enfermedad profesional), conceptos por los que solo cotiza el empresario, ha sufrido distintas modificaciones en los últimos años; la última de ellas, en la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 ha modificado la redacción de la regla tercera para la interpretación de la tarifa de primas, para dejarla como sigue:

“Tercera. No obstante lo indicado en la regla anterior, cuando la ocupación desempeñada por el trabajador por cuenta ajena se corresponda con alguna de las enumeradas en el Cuadro II, el tipo de cotización aplicable será el previsto en dicho cuadro para la ocupación de que se trate, en tanto que el tipo correspondiente a tal ocupación difiera del que corresponda en razón de la actividad de la empresa.

 A los efectos de la determinación del tipo de cotización aplicable a las ocupaciones referidas en la letra «a» del Cuadro II, se considerará «personal en trabajos exclusivos de oficina» a los trabajadores por cuenta ajena que, sin estar sometidos a los riesgos de la actividad económica de la empresa, desarrollen su ocupación exclusivamente en la realización de trabajos propios de oficina aun cuando los mismos se correspondan con la actividad de la empresa, y siempre que tales trabajos se desarrollen únicamente en los lugares destinados a oficinas de la empresa”.

Esta modificación implica en materia de cotizaciones por AT y EP las siguientes consecuencias prácticas a partir del presente mes de enero:

  • Personal exclusivo de oficina: Las empresas deberán cotizar por la letra a) del cuadro II, esto es, al 1%, y no por el CNAE de la actividad, por todos los trabajadores que presten servicios propios de oficina y que los desarrollen únicamente en las oficinas de las empresas, siempre que no estén sometidos a los riesgos de la actividad económica de sus compañías (concepto que, en ocasiones, puede dar lugar a algún que otro problema de interpretación).
  • Conductores de transporte de mercancías de vehículos pesados: A partir de ahora, las empresas deberán cotizar por estos trabajadores por el tipo correspondiente a la letra f) del cuadro II, esto es, al 6,70%, ya que el tipo correspondiente a su ocupación difiere del que corresponde en razón de la actividad de la empresa.

El resto de trabajadores, por ejemplo un comercial de una empresa de transportes de mercancías, deberá cotizar según las tablas del cuadro I, es decir, al 3,7%.

A las tarifas que aparecen en los cuadros a los que hemos hecho referencia se puede acceder desde este enlace:

http://www.seg-social.es/prdi00/groups/public/documents/normativa/127347.pdf