Tras un grave accidente acaecido esta misma semana en Almería en el que ha estado involucrado un camión, CETM recalca que el transporte de mercancías por carretera es «un sector comprometido con la seguridad vial y que, como norma general, cumple escrupulosamente con las normas».

En este sentido, la patronal lleva años reivindicando una «modificación de la actual normativa de forma que se pueda actuar de manera preventiva a la hora de impedir la conducción profesional bajo los efectos del alcohol o de las drogas», por lo que considera imprescindible que se pongan en marcha de manera urgente algunas medidas

La primera de ella consistiría en modificar la Ley de Seguridad Vial estableciendo un protocolo específico de reconocimientos médicos periódicos para los conductores profesionales en los que se incluya el control de consumo de alcohol y drogas, así como otras enfermedades como la apnea del sueño, sin cuya superación no puedan renovar su permiso de conducir.

Por otra parte, CETM también aboga por establecer la obligatoriedad de los reconocimientos médicos periódicos en las empresas para los conductores profesionales, que incluyan análisis específicos para detectar el consumo de alcohol y drogas, así como por permitir en el ámbito de la empresa que se puedan realizar controles de consumo de alcohol y drogas aleatorios a los conductores profesionales.

De igual modo, la confederación también pide que se otorgue a las empresas el derecho a conocer el saldo de puntos de sus conductores, con el objetivo de evitar que puedan conducir un vehículo pesado cuando se les retire el permiso de conducir, así como que se permita la instalación obligatoria en los camiones del alcoholock, de manera que estos solo se puedan arrancar si el conductor está por debajo del límite de alcohol permitido.

Con todo ello, según CETM se conseguirá mejorar la seguridad vial del transporte por carretera y eliminar la inseguridad jurídica a la que se enfrentan las empresas de transporte.

 

www.cadenadesuministro.es