Los responsables de la CETM aseguran que esta acción tiene como objetivo “encubrir su clarísimo carácter discriminatorio”, pone en duda su supuesta confianza en un fallo del Supremo les favorezca, y muestra “un injustificable afán recaudatorio que le lleva incluso a intentar buscarle atajos inaceptables a la justicia con tal de poder mantener los millonarios ingresos derivados de estos peajes”.

[Guipúzcoa colocará más pórticos para mantener sus peajes]

El sector confía en que el Tribunal Supremo ratifique la sentencia del TSJPV y declare definitivamente ilegales estos peajes. Hasta ese momento, la CETM recomienda a las empresas de transporte que conserven los justificantes de pago de todos los peajes abonados en estos tramos de la A-15 y N-I, de cara a una más que probable futura reclamación.

Toque a los transportistas guipuzcoanos
Finalmente, desde CETM recuerdan que las asociaciones de transportistas de Guipúzcoa, “de manera absolutamente insolidaria”, se descolgaron de las protestas de gran parte del sector del transporte contra la puesta en marcha de estos peajes “cuando comprobaron que afectaban principalmente a los transportistas que circulaban en tránsito”. Y destacan que ahora que los peajes también van a afectar al transporte local se muestran “tan beligerantes” en contra de los mismos.

www.transporte3.com